En la recta final de 2017, no existen imposibles

Aunque en muchos colectivos laborales y entidades administrativas habrá que adecuar los planes, tras el paso del huracán Irma, se les ha pedido no renunciar a las metas productivas del año

Cuba en plena recuperación luego del paso de hurcán Irma.
Cuba en plena recuperación luego del paso de hurcán Irma.

 Por: Carlos Heredia Reyes

Los cuantiosos daños materiales ocasionados por el huracán Irma a Cuba, cuya economía desde hace tiempo está urgida de un despunte o crecimiento sólido, y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno norteamericano hacia nuestro país, obligan a un esfuerzo bien extraordinario por cada compatriota en los meses finales del 2017.

Pocos días después del paso devastador del fenómeno meteorológico, el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, convocaba al pueblo a sobreponerse de ese duro golpe, con mayor eficiencia en todos los órdenes, bajo el espíritu de lucha, de optimismo y fe en la victoria que siempre nos inculcó el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Las jornadas que se avecinan serán de mucho trabajo, donde volverá a quedar demostrada la fortaleza de los cubanos y la confianza indestructible en su Revolución, vaticinó Raúl, y de inmediato subrayó que no es tiempo para lamentarnos, sino para volver a construir lo que los vientos del huracán Irma intentaron desaparecer.

En respuesta a su llamamiento, el Secretariado Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba pidió al movimiento obrero, en su movilización hacia una jornada nacional de trabajo voluntario, a impulsar las tareas que requieran de un esfuerzo decisivo,  a continuar brindando el aporte a la recuperación, en lo fundamental la producción de alimentos, los trabajos constructivos que demanden de su participación, y el saneamiento e higienización en los centros de trabajo, comunidades y ciudades, entre otras actividades que se consideren necesarias.

En La Habana las principales autoridades locales, en la más reciente sesión ordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular, manifestaron la necesidad de que las entidades empresariales y presupuestarias, las direcciones administrativas de la capital, revisaran sus planes del 2017, los readecuaran allí donde hubo afectaciones provocadas por el huracán, pero procurando siempre no renunciar a sus metas productivas del año.

La utilización eficiente de los recursos humanos, materiales y financieros constituye entonces un imperativo, y para ello es necesario ganar en organización, planificación y control de los procesos de manera general, buscar las potencialidades, alternativas y reservas presentes que conduzcan al cumplimento de los planes, tanto físicos como en valores.

Especial atención tendrán los programas constructivos, de mantenimientos e inversionistas, además de que las administraciones deben incrementar las acciones de control y verificación presupuestaria, el rigor en los análisis ante desviaciones de los índices de consumo de los portadores energéticos, y potenciar el papel de la contribución territorial como fuente para el desarrollo de los municipios.

Enfrentemos la recuperación con el ejemplo del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, quien con su permanente fe en la victoria y férrea voluntad nos enseñó que no existen imposibles, pidió Raúl al pueblo en su llamamiento.

Sin dudas en estos meses finales y decisivos de 2017, en que la economía necesita ser oxigenada, para los colectivos obreros y estudiantiles, para las organizaciones de masas, políticas y sociales de la capital, para quienes se sientan compatriotas, no existen imposibles.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =