Concluye edición 17 del proyecto Rutas y Andares

«Rutas y Andares seguirá apostando por reinventarse y consolidarse como un proyecto democrático por y para la familia cubana»

Ricardo Alonso Venereo

«Rutas y Andares seguirá apostando por reinventarse y consolidarse como un proyecto democrático que propicia el diálogo, el intercambio de ideas, las críticas, las sugerencias, los aportes por y para la familia cubana», dijo Katia Cárdenas Jiménez, directora de Gestión Cultural de la Dirección de Patrimonio de la Oficina del Historiador de la ciudad, al clausurar la edición 17 del proyecto Rutas y Andares 2017, celebrada en el teatro Martí, de la capital.

En presencia de las 387 familias que recibieron el Gran Premio en la presente edición, en representación de las más de 13 700 personas que decidieron reservar una parte de su tiempo libre para conocer su ciudad, la funcionaria destacó que este año se superó con creces uno de los principales propósitos del proyecto, cuando 4 556 personas visitaron 20 museos del Centro Histórico. De esta ruta la presencia infantil en las colecciones de los museos de arte resultó la más visitada.

De las Rutas Especiales las más recorridas fueron la de la Quinta de los Molinos, con su primer Mariposario de Cuba y el Guernica, el gran cuadro que dedicara Pablo Picasso a mostrar los horrores de la guerra, en su aniversario 80. El Andar por los patios coloniales fue el de mayor nivel de asistencia entre los Andares Temáticos.

Importante este fueron año los Andares Virtuales (nacidos hace solo seis años) que superó las cifras de años anteriores, explicó Cárdenas, con un total de 46 propuestas y con 1 658 participantes. En esta modalidad los de mayor participación fueron el Palacio del Segundo Cabo, donde se muestran las relaciones Cuba-Europa y el Planetario del Centro Histórico.

No menos destacados resultaron los 81 Talleres de arte, tecnología y medio ambiente, con propuestas para niños y jóvenes sin obviar a los mayores, los que propiciaron provechosas experiencias intergeneracionales a nivel de familia.

Mención aparte merecen los Andares Contigo Somos+, que motivó a los adolescentes y sus familias a utilizar los dispositivos móviles para llegar a los sitios habaneros frecuentados por el Martí adolescente y el proyecto Somos 1, el cual llevó el mensaje de Rutas y Andares a 85 niños y familiares que se encontraban en la sala de rehabilitación pediátrica del hospital Julito Díaz.

Una felicitación especial recibieron los 189 guías, en su mayoría profesionales de la Oficina del Historiador y de otras instituciones colaboradoras, incluidos los intérpretes del lenguaje de señas que hicieron posible la participación de personas sordas. También los diez niños que como guías del patrimonio ofrecieron un recorrido por el novedoso Museo Observatorio del Convento de Belén.

Dos momentos significativos tuvo la clausura de la edición 17 del proyecto Rutas y Andares 2017. Fueron estos las palabras de agradecimiento a las familias participantes por el doctor Eusebio Leal Spengler, historiador de la ciudad y director de la Oficina del Historiador de La Habana, proyectadas en una pantalla, y la puesta en escena de la obra Los Zapaticos de Rosa, por el grupo teatral matancero, Teatro de las Estaciones.

Tomado de Granma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *