Mie. Sep 18th, 2019

Abril trae cine joven

 

Muestra de Cine Joven del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos celebra su XVI edición
Muestra de Cine Joven del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos celebra su XVI edición

La Muestra de Cine Joven del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos celebra su XVI edición, la cual se extenderá hasta este domingo

Ana Margarita Sánchez Soler asanchez@enet.cu

La Muestra de Cine Joven del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos (ICAIC) celebra su XVI edición, la cual se extenderá hasta este domingo.  Presenta una cartelera que invita a observar desde diferentes aristas al audiovisual cubano no solo en la pantalla, sino también a través de la cartelística que persigue extender a otros formatos las referencias cinematográficas.

El evento es como siempre un espacio para la exhibición de materiales fílmicos, pero también de polémica y capacitación a través de talleres.

Nuevamente la creación joven tendrá una plataforma para su exhibición, ahora con un carácter más inclusivo. Además de las obras en concurso, otras no involucradas en la competición podrán ser disfrutadas por el público.

Las sedes de la Muestra son la sala Charles Chaplin, el Cine 23 y 12, el centro Fresa y Chocolate, la sala Titón y la Fábrica de Arte Cubano. Con el paso de los años, las instalaciones dispuestas a acoger a los noveles realizadores se multiplican.

La propia iniciativa de acoger trabajos que están fuera de concurso resulta plausible; pues ofrece nuevos accesos a quienes poseen una obra de menor factura, pero con atributos suficientes para captar la atención de los cinéfilos.

Esta Muestra de Cine Joven del ICAIC pone en competencia 40 obras subdivididas en diferentes géneros: ficción, documental y animado.

Un jurado integrado por cineastas, actores y especialistas del séptimo arte deberá decidir los premios. Los miembros son Léster Hamlet, Maryulis Alfonso Yero, Mario Guerra Ferrera, Denise Guerra y Maykel Martínez Gutiérrez.

El poder de convocatoria de esta cita va creciendo con los años y lo ideal sería que cada vez se sumara más público no necesariamente académico. Es muy usual encontrar aquí estudiantes de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual del ISA o de la EICTV, pero el diálogo con el cine joven echa de menos al público mayoritario.

El término “jóvenes” a veces anda de boca en boca con gran frecuencia. Aún así algunos se privan de las propuestas artísticas concebidas por ellos. Para entenderlos, conocer sus expectativas respecto a la realidad contemporánea mundial es vital acercarse a este tipo de eventos.

En Cuba seguiremos apostando por la expansión creativa de los más noveles y exhortando al intercambio fructífero con ellos. La Muestra de Cine Joven del ICAIC es, indiscutiblemente, uno de esos enclaves valiosísimos para el diálogo.