Volver

Arroyo Naranjo comienza a cambiar la imagen de sus instituciones culturales

Arroyo Naranjo se muestra hoy diferente, la cultura vive con intensidad transformaciones necesarias en la imagen, confort y calidad de los servicios que presta una parte de su red institucional

 

Nuevos sitios reinaugurados en Arroyo Naranjo

Escrito por Francisco Delgado

 

El empeño de las políticas sociales en Cuba y en particular, la capital, lleva a ponderar en primera instancia a la cultura en muchos de sus municipios. Una razón que busca adentrase en los caminos de la transformación del barrio para integrar más al sujeto a la inevitable red institucional existente, que poco a poco, deja a un lado la filosofía del “no se puede” para incluir “la iniciativa y creatividad en la mentalidad”, en aras de satisfacer las necesidades espirituales de la población.

Con la participación de la primera secretaria del Partido Comunista de Cuba en la provincia, Mercedes López Acea y el presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Reynaldo García Zapata, los nuevos sitios reinaugurados en Arroyo Naranjo, buscan retomar la identidad y el sentido de pertenencia de sus habitantes, sobre todo cuando impulsan el sentido por la vida: la espiritualidad.

 

Primera secretaria del Partido Comunista de Cuba en la provincia, Mercedes López Acea

 

Desde hace varios meses la Biblioteca Pública Municipal Manuel Cofiño y el teatro situado en el sótano de este mismo espacio en la Avenida María Auxiliadora del sureño municipio de Arroyo Naranjo, recibieron de la mano inversionista, la respuesta a un cambio notable en la imagen y confort de sus inmuebles.

Como parte de la Feria Provincial del Libro fue reabierta con nuevos servicios, tal como lo exige la era digital, la sede de la biblioteca, acompañada en esta ocasión de una muestra de las artes visuales a cargo del artista, Jacinto Jim Díaz.

 

Artista, Jacinto Jim Díaz

 

Con la posibilidad de acceder a libros digitales, descarga de audios, conocer más sobre la historia local, sus protagonistas, y en especial, disfrutar del universal mundo de la literatura y la creación artística. El legendario centro dispone ahora de un diseño mucho más confortable, a la medida de las exigencias de su público asistente.

“La biblioteca durante estos años de creada mantuvo una labor sistemática con los lectores y los estudiantes del municipio, en función de promover un interés por la lectura, a tal punto, que existe la sociedad Amiguitos por el libro y un trabajo comunitario con instituciones de la salud como el hospital pediátrico Arturo Aballí, en la cual participan equipos multidisciplinarios” dijo la especialista en Literatura, Ana María de Rojas Berestein, quien advirtió la importancia de continuar apoyando a la institución en los servicios que presta, para que la lectura no sea un acto de complacencia, sino más bien de conciencia y aprendizaje como lo narra el libro Platero y yo.

 

Especialista en Literatura, Ana María de Rojas Berestein

 

También la inauguración del teatro municipal sirvió para que los más pequeños de la casa, mostrarán la alegría y la sonrisa en sus rostros, al recibir un nuevo espacio en la barriada de Víbora Park, que les permite promocionar las conocidas obras de las tablas y sus más importantes autores con la participación de proyectos socio culturales como Cascabelito y El hombrecito verde, pertenecientes a las Casas de la Cultura.

 

Proyecto socio cultural Cascabelito

 

En este lugar, los visitantes podrán disfrutar de una variedad de ofertas gastronómicas en su cafetería y una sala con más de 150 lunetas.

La existencia de una amplia área verde, permitió a su vez, diseñar un “pequeño complejo deportivo” para el disfrute de juegos colectivos y tradicionales como el futbol, el softbol, el voleibol y los de mesa, admirados por los niños de la comunidad que no contaban con espacios para la socialización del deporte.

 

Jubilados que practican juegos tradicionales de mesa

 

Cuando el gobierno local y las autoridades de la capital se suman en el empeño de continuar fomentando la obra social de la Revolución, es posible rescatar del olvido a las instituciones culturales que le dan bienestar a la comunidad.

Carmen García, motivada por sus pequeños hijos insiste: “el país debe seguir con este diseño de trabajo. Los niños merecen tener lo mejor. Las actividades culturales y recreativas en los municipios de la periferia habanera son necesarias. No todas las personas y familias tienen la misma posibilidad económica. De hecho, muchas de las propuestas que hoy se presentan son desconocidas, primero por la falta de promoción y segundo por el deterioro existente en varios de los espacios públicos de la ciudad”.

 

Madre Carmen García y sus hijos

La respuesta de la capital es avanzar en este año con el programa de desarrollo sociocultural, a partir de las prioridades existentes en el rescate del patrimonio, en los procesos de la creación artística que se gestan en las Casas de la Cultura, en las manifestaciones del arte que se presentan en los diferentes municipios habaneros y en la transformación de la enseñanza y la formación de valores, explico Mayra Lasales, directora provincial de Cultura.

Publicado: febrero 28, 2017 por Vanessa Alfonso No hay Comentarios

Escriba su comentario