Año 2017. ¡Peligro en nuestros bosques!

Foto: Rogelio Viera

El Cuerpo de Guardabosques de la República de Cuba nos anuncia un alto índice de incendios forestales en este año 2017 si no extremamos las medidas establecidas para evitarlos

 

Por Rogelio Viera

Para conocer el comportamiento de los incendios forestales ocurridos en Cuba durante el año 2016 y los pronósticos de ocurrencias para el 2017 tuvo lugar un encuentro en la provincia de Mayabeque donde fuimos recibidos por el Tte. Coronel José Miguel Pérez, jefe del Cuerpo de Guardabosques de la joven provincia, quien nos dio una panorámica del enfrentamiento a estos siniestros en la misma.

Foto: Rogelio Viera

Dantescas imágenes de lo ocurrido en Chile sirvieron al ingeniero Raúl Sáez Rodríguez, J’ del Dpto. de Manejo del Fuego de la Dirección Nacional del citado cuerpo, como introducción al tema, pues en Cuba tenemos condiciones para la ocurrencia de un desastre similar.

¿Cómo se comportó el 2016? Durante el período seco de enero a mayo, el de mayor ocurrencia de incendios forestales, se reportaron 156 de estos, se afectó poco más de 3370 ha, unas 1300 de bosques naturales y más de 2000 ha de plantaciones, con el mayor daño al Ministerio de la Agricultura.

El esfuerzo mancomunado de los hombres y mujeres del Cuerpo de Guardabosques, trabajadores forestales, agrícolas y el Cuerpo de Bomberos hizo posible que el 81 por ciento de estos incendios se controlaran antes de las 5 ha, lo cual demuestra una alta efectividad en el enfrentamiento.

Foto: Rogelio Viera

¿Qué condiciones se presentan en este 2017 para valorarlo como un año altamente peligroso?

Desde el año 1996 se mantiene la tendencia al incremento de estos siniestros con más del 90 por ciento debido a: causas humanas, pues se tiene baja percepción del daño que pueden ocasionar con sus acciones negligentes; incremento de la temperatura media anual; disminución de las lluvias; aumento de la evaporación y disminución de las reservas de aguas subterráneas.

Se añade que el promedio de material combustible en las áreas forestales, entiéndase hojas y ramas secas, árboles caídos, etc. es de 42 toneladas por hectárea, excepto para la provincia de Guantánamo, que debido al reciente paso del Huracán Matthew tiene un promedio de 100 toneladas por ha.

Hoy se cuenta con 60 municipios considerados con peligro extremo para la ocurrencia de incendios forestales, tanto por el acumulado de material combustible como por las escasas precipitaciones entre noviembre 2016 y enero2017, cuyo acumulado no rebasa los 12 milímetros de lluvia, más ubicados hacia la costa sur, pues la norte ha recibido los embates de frentes fríos con algo más de lluvia.

Hasta el momento el comportamiento real se corresponde con lo previsto, pues del 1º de enero hasta el 2 de febrero, 33 días, se han producido 36 incendios forestales.

¿Es esto evitable? Por supuesto que sí. Si tenemos en cuenta que cada año el factor humano es el responsable de aproximadamente el 90 por ciento de los siniestros debido a negligencias como realizar quemas sin el adecuado control u orientación de especialistas, conducir vehículos sin mata chispas próximos a la vegetación, los provocados por cazadores y pescadores furtivos y por transeúntes y fumadores irresponsables, es posible disminuir las ocurrencias de estos incendios atacando con más las causas desde la legalidad y haciendo que las personas adquieran más percepción del peligro que para nuestros bosques, el medioambiente y la economía del país tiene su inadecuada conducta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *