Volver

Los optimistas viven más años

unnamed

El optimista es este tipo de persona caracterizada por poseer ciertas cualidades, tales como el entusiasmo y el dinamismo

 

Por M.Sc. Dr. Alberto Quirantes Hernández *

El optimista es este tipo de persona caracterizada por poseer ciertas cualidades, tales como el entusiasmo, el dinamismo, el emprendimiento ante determinadas circunstancias y por sobre todas las cosas, siempre vive de los hechos, es decir con los pies bien en el suelo.

No siempre la consecuencia lógica del optimismo es el éxito. A veces se pueden equivocar y no lograr los resultados esperados.

Esto da a entender que el optimismo es una actitud de recomenzar permanentemente sobre las acciones, decisiones, hechos y vivencias para ver dónde se falla y comprenderlo para en un futuro inmediato, superarlo y lograr los objetivos tan deseados.

Quienes esperan y buscan las cosas buenas tienen mayores probabilidades de vivir más tiempo y con más salud. Es la reafirmación del pensamiento positivo.

En un gran grupo de mujeres investigadas, el optimismo estuvo vinculado con un riesgo menor de fallecer por cáncer, enfermedades cerebrovasculares, enfermedades respiratorias o infecciones.

EN TODAS ELLAS

Investigadores de la Universidad de Harvard, en Boston, publicaron un estudio en la revista American Journal of Epidemiology, donde hicieron un seguimiento a largo plazo de más de 70 mil mujeres entre los años 2004 y 2012.

En todas ellas fueron examinados sus niveles de optimismo y de otros factores capaces de afectar  los resultados,

El riesgo de fallecer de cualquier enfermedad de las analizadas en este estudio fue casi un 30 por ciento más bajo entre las mujeres más optimistas, en comparación con las mujeres menos optimistas.

En las mujeres más optimistas, el riesgo de morir de cáncer fue un 16 por ciento más bajo; el riesgo de morir de enfermedad cardiaca, o enfermedades cerebrovasculares o respiratorias fue casi un 40 por ciento más bajo; y el riesgo de morir de una infección fue un 52 por ciento más menor.

LAS RAZONES PROTECTORAS DEL OPTIMISMO

Las personas optimistas tienden a actuar de formas más saludables, pues hacen más ejercicio, consumen dietas más saludables y tienen un sueño de mejor calidad.

Evidentemente las conductas saludables podrían ayudar a fomentar el optimismo.  Es mucho más fácil sentirse optimista cuando uno se siente sano y lleno de energía.

Cuando se mantiene un estilo de vida saludable, uno podría abrirse a una mayor gratitud y crear más energía para unas relaciones más profundas y para la satisfacción personal, laboral y profesional.

Una actitud positiva también pude afectar de manera positiva a la función biológica de forma directa. Una mayor dosis  de optimismo se relaciona con menos inflamación, unos niveles más saludables de grasas de la sangre y mayores niveles de  antioxidantes en el organismo, unas sustancias protectoras de las células.

Los optimistas también se enfrentan de manera más saludables a los problemas de la vida. Adoptan una aceptación de las circunstancias imposibles de cambiar, se planifican para las dificultades posteriores, crean planes de emergencia y buscan el respaldo de otros cuando resulta necesario.

No existen razones para no pensar como puede suceder lo mismo en el sexo masculino cuando se cumplen las mismas circunstancias de satisfacción con la vida cotidiana.

 

* Master en Ciencias y Profesor Consultante

Jefe del Servicio de Endocrinología

Hospital Docente Dr. Salvador Allende

La Habana – Cuba

 

Publicado: diciembre 26, 2016 por Vanessa Alfonso No hay Comentarios

Escriba su comentario