Lun. Sep 16th, 2019

Violencia contra la mujer: un fenómeno global del cual Cuba no escapa

violencia_contra_l_amujer-jpg_600x0
Foto: Internet

Múltiples son las acciones en nuestro país para avanzar en el combate contra este flagelo, pero llevará mucho tiempo vencer debido a esa fuerte cultura patriarcal entronizada desde hace siglos

 

Por Carlos Heredia Reyes

Una Jornada Nacional por la No Violencia contra la Mujer, cuya agenda coincide con los 16 días de activismo mundiales entre el 25 de noviembre y el 10 de diciembre, tiene lugar en Cuba desde 2007, ocasión en que con mayor fuerza e intencionalidad el tema es tratado en el seno de la sociedad.

Más recientemente la campaña de Naciones Unidas “Únete, para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas”, se inscribe en esos esfuerzos para bien de la nación, y a la misma se han sumado artistas, intelectuales, profesionales de diversas ramas, deportistas, organizaciones no gubernamentales, redes sociales, proyectos y medios de comunicación, entre otros.

Pero al parecer es aún insuficiente lo realizado en aras de crear conciencia, de inculcar valores, de trasmitir conocimientos e incluso crear legislaciones que coadyuven a poner fin a esas actitudes machistas y hasta violentas –abiertas o invisibles- que subyacen en el hogar, en los centros laborales y estudiantiles, en la calle – y en espacios de la radio y la televisión.

Estereotipos peyorativos basados en una cultura machista desvirtúan la imagenfemenina, lo mismo en textos, reportajes radiales o fotos o audiovisuales, loque contribuye a acentuar los mitos, discriminaciones y relaciones desiguales

de poder que sustentan la violencia de género, entendida esta como la ejercida física o psicológicamente contra cualquier mujer y niña por el mero hecho de serlo.

“Los medios de comunicación deben ser un ámbito para visibilizar y problematizar socialmente este tema. Sin embargo, ellos son texto y contexto y no es posible analizar el discurso mediático aislado de la sociedad en que se produce y circula”, aseveró la doctora Isabel Moya, directora de la Editorial de la Mujer, durante la presentación de su libro Letra con género también durante la última Feria del Libro.

Para muchos expertos y estudiosos la violencia contra la mujer comienza en la infancia y es en la familia donde principalmente se ejerce, y Cuba no escapa a este fenómeno global.

En 2012, la Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba se trazó entre sus objetivos “elevar el rechazo a la violencia de género e intrafamiliar y la que se manifiesta en las comunidades”, en lo que se considera un importante reconocimiento oficial del tema.

En esta colosal batalla marchan a la vanguardia la Federación de Mujeres Cubanas con su Casa Editorial y Centro de Estudios sobre la Mujer, el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana y varias de sus facultades, el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (Cips), el Centro de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero, entre otras tantas instituciones, organismos, organizaciones, proyectos y personalidades.

Incluso activistas e investigadoras dedicadas al estudio de la violencia de género en Cuba consideran cada vez más necesaria una ley integral que proteja a las víctimas y prevenga el flagelo.

La legislación es necesaria “porque aun cuando el ideal de nuestra sociedad se basa en la justicia y la equidad, persisten desde lo social expresiones de violencia contra las mujeres que se invisibilizan y contribuyen a la impunidad del maltratador”, explicó a la agencia IPS la psicóloga Valia Solís.

“Una ley de este tipo debe contemplar también la posibilidad de influir en la educación en valores no patriarcales y sexistas que modifiquen maneras de pensar y actuar en este sentido”, subrayó Aida Torralbas, profesora e investigadora de la Universidad de la oriental provincia de Holguín.

También algunos especialistas coinciden en que queda mucho por investigar y publicar, no solo en cuanto a cantidad, sino a calidad, en tanto las investigaciones realizadas en diferentes universidades del país constituyen estudios fragmentados, no sistematizados, no integrados y que atienden a determinadas cuestiones específicas del problema.

 

Otras fuentes consultadas:

http://www.ecured.cu/Violencia_de_g%C3%A9nero

http://www.tvcubana.icrt.cu/seccion-eventos/1935-la-violencia-de-genero-un-asunto-pendiente-en-radio-y-tv