¿Alguien dijo que no se puede?

decana
Laimy Chao Aguilar, decana de la Facultad de Ciencias Técnicas, del Varona.

Hoy se nutren las aulas de la Facultad de Ciencias Técnicas de la Universidad de las Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona de La Habana, con fuerza juvenil de jovencitas

 

Por Nury Torres

En carreras que por muchos años fueron lideradas por hombres, porque las muchachas no encontraban un asidero, digamos que “femenino” para crecer; sin embargo, hoy se nutren sus aulas con fuerza juvenil de jovencitas: debe ser porque les ha fascinado, como a Laimy, el hecho de ver proyectos terminados, restauraciones concluidas, viales y redes hidroeléctricas finalizadas y listas.

Laimy Chao Aguilar es la decana de la Facultad de Ciencias Técnicas de la Universidad de las Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, de La Habana. Dice que aquí se forman los jóvenes en licenciaturas como Agropecuaria, Eléctrica, Mecánica, Economía, Educación Laboral-Informática, Mecanización, Química Industrial, Informática y Construcción.

Hoy tienen una matrícula de mil cinco estudiantes, y se alojan en el complejo monumental que es Ciudad Escolar Libertad.

La particularidad es que se hacen maestros para la enseñanza técnica profesional y de ahí que la visita práctica a las aulas anexas y talleres de la Ciudad, sea lo cotidiano en el proceso de educación y aprendizaje.

Una de las actividades que mayor interés despertó fue el recién concluido Décimo Simposio para el mejoramiento del desempeño profesional de los docentes. Con rigor asumen queal país le hacen falta las ciencias técnicas desarrolladas, pues sin ellas no crece la economía, entonces lo valioso es egresar estudiantes bien formados, competentes, con metodología renovada a la hora de ejercerse como profesores e inquietos por la superación postgraduada y autodidacta, pues las tecnologías cambian todo el tiempo.

Las ciencias técnicas pedagógicas en Cuba tienen una historia de 45 años, con más de 30 mil egresados en el país; mientras en la década del 80, la entonces Universidad o Instituto Superior para la Educación Técnica Profesional (ISPETP) Héctor Pineda Zaldívar, ahora integrada al Varona, fue la única casa de altos estudios de su tipo en América Latina.

Las ciencias técnicas son el acicate de los pueblos para hacer triunfar sus sociedades. Es imprescindible conducir a la juventud hacia vocaciones fundamentales como las que incluyen, y mucho más cuando se trata de hacerse pedagogos en estas especialidades.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − tres =