Ballet de Camagüey en Con 2 que se quieran 2

ballet de Camagüey
El ballet de Camagüey cuenta con un valioso repertorio de coreografías.

Con 2 que se quieran dos, el programa televisivo conducido por Amaury Pérez Vidal, estuvo recientemente de plácemes. Esta vez dedicado al Ballet de Camagüey, representado por su directora Regina Balaguer

 

Por Ana Margarita Sánchez Soler  asanchez@enet.cu

Con 2 que se quieran dos, el popular programa televisivo conducido por Amaury Pérez Vidal, estuvo recientemente de plácemes. Como siempre, y esta vez dedicado a la merecida presencia del Ballet de Camagüey, representado por su directora Regina Balaguer Sánchez.

La invitada, una dulce mujer que irradia sabiduría en su mirada, conectó de inmediato con el buen comunicador que la acompañó durante una media hora que voló para todos. Tales fueron el interés de los temas, los ángulos abordados y en el centro de todos, por supuesto, la acreditada compañía cubana.

Regina abordó las glorias y algunos de los avatares experimentados por esa agrupación, incorrectamente asumida por muchos como la segunda compañía de ballet en una implícita asociación con el Ballet Nacional de Cuba. Es injusto comparar, mucho más cuando se parte de espacios y concepciones diferentes… Pero lo más importante: se hizo justicia al legado de esta agrupación que nació al calor del magisterio de Fernando Alonso y es hoy por hoy otro de los sólidos bastiones de la cultura nacional.

La directora refirió interesantes experiencias vividas durante estos años de duro trabajo y, a veces, de duras pruebas, algunas condicionadas por un cierto fatalismo geográfico que en cierto modo ha hecho mella en la publicidad que el conjunto merece para sus presentaciones. Al propio tiempo reconoció que estos escollos han contribuido también, en su lado positivo, a trabajar el doble, a templar el espíritu de los bailarines.

El ballet de Camagüey cuenta con un valioso repertorio de coreografías, entre las cuales merecen mencionarse Séptima sinfonía de Beethoven, Tango y episodios, Degas y NisiDominius; todas firmadas por el insigne Jorge Lefebre, director del Ballet Royal de Wallonie y heredero espiritual de Maurice Bejart.

A todos sus integrantes, a su voluntariosa directora y a quienes han trabajado por años para que Camagüey y el mundo tengan un ballet de estatura internacional, gracias por ese legado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *