El tiempo no devora redentores

castro_fidel_2

Estatua viva del metal más fuerte,

no pudiendo los monstruos de oro y cieno

matarte con la bala o el veneno,

quieren que el tiempo te condene a muerte.

 

Cuentas tus horas, les anima verte

blanca la barba de perfil heleno;

y en la alta cumbre del pensar sereno

el brote de tus canas les divierte.

 

Los pueblos, sin embargo, te dan rosas,

poemas y canciones más por cosas

de cumplesueños que de cumpleaños,

pues la edad de los héroes y los genios

no se mide ni por días ni por años

sino por largos siglos y milenios.

 

Jesús Orta Ruiz (El Indio Naborí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *