Apostillas 1992-1997, texto necesario en torno a nuestros orígenes y destino como nación

CarlosManuel_02
Foto: Google

El texto, de Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, es uno de esos discursos ineludibles para un superior entendimiento de la herencia fundacional de esta Isla del Caribe

Escrito por Ana Margarita Sánchez Soler

asanchez@enet.cu

Apostillas 1992-1997, texto debido a la autoría de Monseñor Carlos Manuel de Céspedes García- Menocal, es uno de esos discursos ineludibles para un superior entendimiento de la herencia fundacional de esta Isla del Caribe. Presentado humildemente como apostillas es una obra monumental, bordada mediante la palabra sabia y el pensamiento hondo.

La amplia variedad de temas compendiados por su autor, las preocupaciones por dilucidar hechos históricos de la vida eclesial en Cuba, tanto como la afinadísima mirada para ofrecer mediante sus impresiones las valoraciones sobre una puesta escenográfica o el debut de alguna singular danzarina, ofrecen no solamente un relato magistral sobre los intersticios de nuestro acervo insular, sino también un retrato perfecto de la eminencia espiritual de su autor.

Las apostillas nacieron de colaboraciones periódicas que Monseñor ofreciera a la revista Palabra Nueva. Invitado a escribir, según confesiones de Orlando Márquez Hidalgo, director de Palabra Nueva sobre lo que el intelectual cubano “considerase oportuno”, surgieron sagaces ensayos que abrieron un horizonte de escritura depurada, tiempo después afanosamente buscado por devotos lectores.

Los temas de este fascinante libro que podemos leer como una gran novela, son tan variados y al mismo tiempo tan soterradamente intrincados en red de filosofía y fe, que sorprende avizorar en su conjunto la obra escrita por un solo y mismo hombre.

Meditación de Nefertite, Extraña Carta de amor a un hombre perdurable, Fresa y Chocolate en Adviento o Patria: Amistad Funesta, son solo un botón de muestra de la riqueza y esencia de los tópicos seleccionados por su autor quien, mediante un estilo refinado, raigalmente lírico y curiosamente directo, atrapa al lector desde las primeras líneas.

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, sacerdote e intelectual insigne desde los años 60’, ha sido admirado por su obra orientadora desde el mundo cívico y desde el orbe espiritual.

Miembro de la Academia Cubana de la Lengua, le fue conferida en vida la Orden Isabel La Católica de España y ha recibido el Premio de la Latinidad.

Impreso por la Editorial Bolonia, en el año 2014, este libro presentado humildemente como apostillas es una obra monumental, bordada mediante la palabra sabia y el pensamiento hondo. Obra de lectura obligada para todos aquellos interesados en continuar desbrozando caminos en torno a nuestro destino como Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *