Empresa comercializadora ENAME, vanguardia nacional

Trabajadores destacados
Trabajadores de ENAME en el acto de entrega de la condición de Vanguardia Nacional. Foto de la autora.

Declarado vanguardia nacional colectivo habanero que garantiza cada libreta y lápiz a los escolares de todo el país

Texto y foto: Nury Torres

La Empresa Nacional de Abastecimiento de Medios Educacionales (ENAME), con sede en el municipio de Mariano, recibió la distinción de colectivo vanguardia nacional, de manos de dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte, por los resultados altamente productivos que acumulan en su gestión económica y social.

La ENAME se encarga de almacenar, controlar, descargar contenedores y gestionar el transporte, a nivel de todo el país, para que cada escuela de la nación cuente con la cantidad de lápices, libretas, crayolas, temperas, gomas de borrar, de pegar, papel y cartulina, entre otro material gastable, a inicios del mes de septiembre, cuando arranca el curso escolar en Cuba.

Un total de 100 trabajadores lograron, en más de 500 horas extra, descargar 470 contenedores, para lo cual, no han descansado en período vacacional; y, en los meses de julio y agosto actual, ya cuentan con el acondicionamiento de sus almacenes en lo que a material escolar se refiere, para el primero de septiembre.

El director de la empresa Ángel Vidal Riera, destacó la encomiable labor del colectivo, que lleva años cumpliendo y sobre cumpliendo sus planes, lo que ha sido coronado ahora con la bandera de vanguardia nacional.

La empresa comercializadora ENAME pertenece al Ministerio de Educación y, al decir del viceministro de economía de esa cartera, Rolando Ruíz, su gestión, tan bien estructurada y sus controles estrictos, devengan ganancias al país por conceptos de agilidad en las operaciones y garantías de materiales en las escuelas en correcto estado.

Todo el sistema de educación del país se ve beneficiado por el trabajo anónimo pero de vanguardia de la Empresa Nacional de Abastecimiento de Medios Educacionales, que, con la sensibilidad de los grandes, permite a cada niño, adolescente y joven cubano, recibir cada 1ro de septiembre más de diez libretas, lápices y demás útiles, hasta los primeros seis meses de clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *