Volver

Una generación que puede cambiarlo todo

congreso

Foto Abel Rojas

El Congreso Internacional de Investigadores sobre Juventud ya abrió sus puertas al debate

 

La mayoría de los jóvenes inquiridos en la encuesta global Mi mundo, la más amplia que desarrolla la Organización de Naciones Unidas, coincidió en que desean una buena educación, mejor salud y oportunidades de trabajo, gobiernos honestos y responsables, alimentación nutritiva y accesible, y protección contra el crimen y la violencia. Esas son sus prioridades para la agenda global de desarrollo para el 2030.

Así lo dio a conocer Nada Al-Nashif, subdirectora general adjunta de la UNESCO para las Ciencias Sociales, quien envió una carta a la inauguración del Congreso Internacional de Investigadores sobre Juventud, iniciado en el Palacio de Convenciones de La Habana con una agenda de trabajo que se extenderá hasta el próximo sábado.

La misiva —leída por Katherine Muller-Marin, directora Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO— contempló que el tema escogido para la cita (Adolescentes y Jóvenes, desafíos y posibilidades en la agenda global del desarrollo) ha sido apoyado decididamente por la UNESCO y que un reto para los investigadores especializados en juventud es la alineación de producción y utilización del conocimiento científico con políticas que respondan a sus prioridades.

Asimismo, afirmó su intención de establecer colaboración con el Centro de Estudios sobre la Juventud y la Unión de Jóvenes Comunistas y auguró importantes resultados a partir del programa científico de la cita, que contempla a participantes de más de 15 países.

La realidad apunta a que hemos llegado acumulando desafíos y no sustituyéndolos, en lo que se refiere a adolescentes y jóvenes, dijo la Doctora Teresa Viera Hernández, directora del Centro de Estudios sobre la Juventud y presidenta del Comité Organizador del evento, al referirse a la Agenda Global de Desarrollo y sus prioridades. Sin embargo, apuntó, crecen también quienes se dedican a la ciencia —desde la política y el hacer cotidiano— a trabajar desde, por y para las juventudes.

La construcción de ciudadanía es un área universal en el acercamiento al tema juvenil, resaltó Viera Hernández, y afirmó además que Cuba certificará cuestiones relacionadas con las nuevas generaciones en el Plan de Desarrollo del País hasta el 2030, plataforma programática ya discutida que será aprobada en el VII Congreso del Partido. En ello ha incidido la labor de la Red Nacional de Investigadores sobre Juventud, luego de más de un año de funcionamiento.

Ya tenemos en Cuba una buena juventud, los altos índices de instrucción y salud en nuestras poblaciones jóvenes y su participación consciente en los múltiples y diversos espacios de socialización y superación  profesional, el alto nivel de ocupación laboral y de inserción en procesos educativos, y las cifras de los que simultanean estudio y trabajo, así lo expresan. Nos ocupamos, aunque pueda parecer más místico que científico, en hacer felices a nuestros buenos jóvenes, dijo la Doctora.

Durante la conferencia magistral, en la que se analizaron experiencias y desafíos en América Latina en temas de políticas públicas de juventud, el doctor Ernesto Rodríguez Ignacio, director del Centro Latinoamericano sobre Juventud, aseguró que en el concierto latinoamericano, Cuba ha sido siempre una excepción, tanto en lo que atañe a la organización del Estado en general como en lo que tiene que ver con las políticas públicas de juventud en particular.

Cuando se realizan los correspondientes análisis comparados (en temas generales y específicos) el «modelo cubano» suele dejarse de lado o es apenas mencionado como un caso «diferente», difícil de comparar, dijo el también consultor internacional de las Naciones Unidas y de la Organización Iberoamericana de Juventud, quien agregó que en lo que tiene que ver estrictamente con las políticas públicas de juventud, esto ha sido muy evidente durante décadas.

En la jornada inaugural se encontraban presentes Julio César García Rodríguez, funcionario del Comité Central del Partido; Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria de la UJC; Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; Rodolfo Alarcón Ortiz, ministro de Educación Superior; Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación; Margarita González Fernández, ministra de Trabajo y Seguridad Social; Arelys Santana Bello, presidenta de la Comisión de Atención a la Niñez, la Juventud y la Igualdad de Derechos de la Mujer de la Asamblea Nacional del Poder Popular, además de otros representantes del gobierno, el Estado y las organizaciones políticas del país.

Tomado de Juventud Rebelde

Publicado: marzo 31, 2016 por Vanessa Alfonso No hay Comentarios

Escriba su comentario