Diálogo entre penumbras

rigoberto mena copia
Rigoberto Mena

En la Fundación Antonio Núñez Jiménez exposición de pintura de Rigoberto Mena y arqueología de Antonio Núñez Jiménez, una sugerencia recombinante

 

Por Nury Torres

Un gran conjuro de pinturas y polvos arqueológicos, cada uno en su formato, con su cubierta, con la curaduría del museólogo Máximo Gómez Noda y la impronta del artista de la plástica Rigoberto Mena y del antropólogo Antonio Núñez Jiménez, rezan en la fundación que lleva el nombre del insigne estudioso de la naturaleza y el hombre.

Abre sus puertas en la barriada de Miramar, muestra de 20 cuevas cubanas recogidas por Núñez y compilados en estantes de cristal que relatan una historia de estalactitas, huesos, dientes, hachas, cerámicas y rocas, tan antiguas como la vida.

Mena nos cuenta que a partir de los años 90 desarrolló esta obra que ahora retoma en un ambiente como el de la Fundación, donde se vincula todo el tiempo al hombre y la naturaleza. Mena había visto obra de artistas como Jesús de Armas y otros, así como pictografías y hermosas formaciones de piedras, rocas y zeolitas, que enriquecieron lo que a él, como pintor, le agudizó el acto de plasmar en lienzos con técnicas mixtas.

Y así tenemos Hombre adorando el sol de 1998, una calcografía iluminada; Más fuerte que nosotros, de 1994, técnica mixta sobre papel y Caminando por La Habana, de 2015, en técnica mixta sobre tela.

Después de visitar el Museo Antropológico de México y de gustarle la austeridad con que se expresan las obras, los colores, y a partir de su mezcla en Galería Habana, con nombre Yo ecléctico, decidió vivir la intensidad de una expo en un museo tan especial como el Núñez Jiménez que explota esa sabiduría que hay detrás de cada fenómeno de erosión o formación de la tierra.

Rigoberto Mena nació en Artemisa en 1961, y, después de 22 años de su muestra personal Yo ecléctico, dialoga, ahora entre penumbras, en la Galería 11 de la Fundación Antonio Núñez Jiménez.

Se considera un pintor abstracto, aun cuando ha incursionado muy bien en la figuración, me dice. Le gusta la gráfica y los petroglifos, que considera huellas valiosas de una humanidad de siglos atrás.

“Esta exposición es inusual”- dice el curador Máximo- “porque por primera vez se exhibe arte contemporáneo abstracto, junto al arte de las cuevas”.

 

Pintura rupestre
Pintura rupestre. Foto Nury Torres

 

Polvos de arqueologia y formaciones
Polvos de arqueologia y formaciones. Foto Nury Torres
Pintura de Mena
Pintura de Mena. Foto Nury Torres

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *