Estampas del aire

xexpo-varios-artistas-cubahora,P20,283,29.JPG.pagespeed.ic.c2ES14Y6B1
El viajero, una obra de Eduardo Úrculo.

Durante el mes de febrero de 2016, en la cuarta planta del Edificio de Arte Universal del Museo Nacional de Bellas Artes, se podrá apreciar un valioso conjunto de aguafuertes españoles del siglo XX…

 

Por Maya Quiroga

En 1993, el Grupo Iberia donó a grandes museos del orbe, entre ellos el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), una carpeta titulada El Aire, la cual estaba integrada por 16 estampas de igual número de artistas españoles del siglo XX.

Algunas obras de esa carpeta fueron expuestas en el MNBA como parte de “La colección de arte más viajera”, que promovió el citado grupo con el propósito de divulgar el arte contemporáneo español en todos los países a donde llegaba la línea aérea. Sin embargo, esta muestra colectiva de aguafuertes españoles del siglo XX no había sido nunca antes expuesta de manera independiente en el museo.

Ahora, con el título de Estampas del aire y bajo la curaduría de Manuel Crespo, el público interesado puede apreciarla en su totalidad, en la cuarta planta del Edificio de Arte Universal, que estuvo cerrado durante un tiempo debido a problemas en la climatización del inmueble.

Estampas del aire ofrece por vez primera en el MNBA un panorama del arte contemporáneo español. Según el criterio de selección, esta muestra recoge el quehacer de 16 artistas de la Península Ibérica, que cultivaron la técnica de la cartografía entre los años 20 y los 50 del pasado siglo y se mantenían en activo en 1993.

La muestra ha sido dividida en cuatro grupos generacionales. El primero de estos grupos está integrado por cinco artistas muy vinculados al abstraccionismo. Se trata de Amadeo Gabino (Valencia, 1922-Madrid, 2004), Francisco Farreras (Barcelona, 1927), Rafael Canogar (Toledo, 1935) y Salvador Victoria (Teruel, 1938-Madrid, 1994).

En este primer grupo sobresale la obra de Lucio Muñoz (Madrid, 1929-Madrid, 1998), por su novedad en el empleo del color y por el diseño de las líneas que dan una impresión volumétrica a las piezas.

Por su parte, el segundo grupo generacional está más apegado al expresionismo abstracto y al informalismo. Muchas de las formas de estas obras evocan la realidad cotidiana. En el grupo figuran: Albert Rafols Casamada (Barcelona, 1923-Barcelona, 2009), Francisco Echauz (Madrid, 1927-Madrid, 2011), Juan Genovés (Valencia, 1930), Joan Hernández Pijuán (Barcelona, 1931-Barcelona, 2005).

Amalia Avia (Toledo, 1930-Madrid, 2011), es la única mujer de ese grupo y representa al nuevo realismo. Ella aborda el tema del suburbio en las grandes ciudadelas.

Mientras tanto, el tercer grupo comienza a incorporar otras corrientes estéticas dentro del arte de la estampación. Este grupo está integrado por José Luís Fajardo (La Laguna, Tenerife, 1941), Jordi Teixidor (Valencia, 1941), José Luís Alexanco (Madrid, 1942) y Eduardo Úrculo (Santurce, Vizcaya, 1938-Madrid, 2003), representante del pop y quien reflexiona acerca del viaje como condición humana.

Finalmente, el último grupo generacional solamente lo conforman Alfonso Albacete (Antequera, 1950) y Carlos León (Ceuta, 1948), quien emplea en su obra la técnica del grafiti.

El quehacer de estos 16 artistas, que forman la exposición colectiva de aguafuertes españoles realizados en la segunda mitad del siglo XX no está ajeno a las preocupaciones sociales y políticas de su tiempo.

Tomado de Cubahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =