Mie. Sep 18th, 2019

Llamamiento del Buró Nacional de la ANAP a sus asociados

anap
Asociación Nacional de Agricultores Pequeños

El Buró Nacional de la ANAP convoca a que se ejerza una correcta comercialización con las entidades estatales para que los productos lleguen a los destinos priorizados con precios justos

 

Como parte del proceso de perfeccionamiento del trabajo que viene desarrollando la organización, en el fortalecimiento de la labor política e ideológica con los asociados, convocamos a continuar impulsando las actividades comprometidas para celebrar con resultados superiores el aniversario 55 de la constitución de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

De conjunto con los demás organismos que intervienen en el proceso productivo debemos promover entre los asociados la necesidad de incrementar las producciones agropecuarias y aglutinar voluntades para influir en tan importante misión, basados en la eficiencia, el ahorro de los recursos, la aplicación de la ciencia y la técnica, la diversificación de los cultivos, la puesta en práctica de las mejores experiencias, la cooperación y la ayuda mutua entre todos los que participan en esta labor.

A pesar de las limitaciones económicas y financieras que presenta el país, estamos conscientes del esfuerzo que realiza el Estado por garantizar los recursos y medios indispensables para la producción agropecuaria.

En estos momentos se requiere fortalecer las acciones conjuntas para profundizar en las reservas que nos quedan con el uso eficiente del fondo de tierra y el aporte productivo de todos los que interactúan en el sector agropecuario, cuestiones estas esenciales que contribuyen de forma directa en la economía del país, así como a la disminución de los precios de venta a la población.

Les corresponde a las direcciones de las cooperativas y a las organizaciones de base de la ANAP, que actualmente se encuentran en un proceso de fortalecimiento, lograr que todos los asociados aporten y cumplan, a partir de las condiciones y potencialidades productivas que poseen, sobre la base de los compromisos colectivos e individuales.

Los organismos de dirección deben contribuir a que se ejerza una correcta comercialización con las entidades estatales para que todo lo que se produzca llegue a los destinos priorizados con precios justos.

Estamos en el deber de combatir y eliminar toda manifestación que atente contra el desarrollo y puesta en práctica de las políticas aprobadas para garantizar la presencia de productos agropecuarios en los mercados que prestan este servicio al pueblo. Los campesinos cubanos no le fallarán jamás a la Revolución.

Tomado de Granma